Archivo de la categoría: En qué ando

En qué ando: marzo

Poco a poco ya hemos ventilado otro mes más. Si febrero fue el mes en el que empecé a dar clase, marzo ha sido el que me ha estrenado poniendo y corrigiendo exámenes. Ha sido una experiencia un poco traumática ver como todo mi esfuerzo en explicar no vale absolutamente para nada, pero bueno, aprenderé a gestionarlo mejor con el tiempo.

Dar clase también tiene sus ventajas, claro, aunque haga mis transparencias en Org, he vuelto al LaTeX puro y duro para hacer algunas cosas, como los diagramas de fuerzas de los ejercicios que hago con TikZ. Además, me han quedado tan chulis los apuntes que he convencido a mis compañeros para que prueben LaTeX y escribí una miniguía de Texmaker para ellos.

Aparte de esto, escribí sobre las reglas que sigo para que el código que me veo obligada a escribir sin saber sea más usable. Mi idea es tenerlas claras desde el comienzo de un proyecto para así ahorrar tiempo y frustración. Siguiendo con el tema productivo, aprendí a usar el modo Magit para gestionar repositorios bajo git. Me pareció útil e intuitivo y creo que lo seguiré usando.

Para acabar con el resumen del mes os dejo con mi reflexión de por qué paré el 8 de marzo y comparto con vosotros in proyecto que está ya en su recta final (¡eskerrik asko Izaro!): el concurso de edición de la Wikipedia La mujer que nunca conociste, un concurso de traducción y creación de artículos sobre mujeres.

¡Empezad bien abril!

Anuncios

En qué ando: febrero

¡Ya ha pasado otro mes! Es increíble esto. La noticia destacada de febrero es que he empezado a dar clases, ahí voy un par de días a contar cosas de estructuras y mecanismos. Me divierto bastante, la verdad. Bueno, cuando tengo que corregir me divierto un poco menos. En fin, veamos lo que he escrito, que no me he prodigado mucho.

Os hablé por fin del chisme exportador de InkScape a LaTeX que permite que el texto de nuestras imágenes tenga el mismo formato que el texto del documento. Tiene cosas que afinar pero me parece extremadamente útil.

Aparte, escribí sobre el modo org-mouse que nos ayuda a los principiantes a no enloquecer con las combinaciones de teclas dándole funcionalidad al ratón.

Por último, compartí un vídeo que nos invita a pensar qué consideramos ser sociables.

Y nada más. Os dejo con el loquísimo fenómeno del Guggenheim nevado, que yo jamás había visto.

nieve


Músicas que me descubre mi hermano:

En qué ando: enero

¡En el 2018 también hay resumen mensual! Esta vez con poco contenido porque eso de trabajar es mu malo y no puedo estar ahí a tope escribiendo movidas locas. Más que nada he hecho balance del año pasado y me he organizado para este año, pero también he hablado de cosas nuevas. Lo primero que hice fue contar cómo es mi entorno de Emacs, gracias a lo que recibí un montón de ideas para probar.

El resto de cosillas han estado relacionadas con la creación de apuntes para mi asignatura. Descubrí el modo CDLaTeX que me ayuda muchísimo a escribir y aprendí a hacer diagramas de estructuras molonas con TikZ y Gantts de manera friki con PlantUML

Además, para cumplir mis propósitos ¡me he comprado un instrumento musical! Eccolo qui!

En qué ando: noviembre

¡Ya ha pasado otro mes! ¡Qué rápido! ¡Veamos qué he estado haciendo! Noviembre además del mes en el que me hago más vieja, ha sido el mes de probar por fin el modo org de Emacs y hasta de personalizarlo un poco. Me encanta este modo, es como si estuviera hecho para mí, me ayuda a organizar mis ideas y a pensar mejor. De paso aproveché y le dije a Emacs que me centralizase los archivos de autoguardado para no tener mierdecillas por todas partes.

Aparte, adopté la idea de Notxor de usar la nube como repositorio remoto y ahora estoy consumiendo los gigas ilimitados del Drive del curro en lugar de mi GitLab personal para el código que ando escribiendo en mi investigación.

En lo que respecta al pan, estoy poco innovadora últimamente y solo he adaptado un pan de gachas de mijo. Ando leyendo sobre panes tradicionales e ingredientes rarunos, esta formación se verá pronto en los futuros panes, espero.

Como noticia destacable del mes, Ricardo de El pingüino tolkiano ha terminado de escribir su libro sobre Lyx, Lyx, la otra forma de escribir, que recomiendo a todos a los que os de miedito el LaTeX pero queráis producir textos bonicos. En lo que a mí respecta, estoy pintando un pollo. Os dejo por hoy, seguiremos informando.

pollo


En noviembre también a visto la luz el nuevo disco de los Lendakaris, ¡punk verdadero desde Iruña!

En que ando: octubre

¡Ya ha pasado otro mes! Veamos qué he estado haciendo durante estos locos 31 días. Empecemos pues con lo que he compartido con vosotros por aquí. Más que nada he estado configurando mi ordenador del currelo y de paso aprendiendo movidas locas como que Matlab puede integrarse con git. He estado además afinando mi documentación matlabera, que nunca está demás mejorar en este aspecto.

Por otra parte, sigo intentando entender a Emacs poco a poco. Este mes me he metido un poco más en las expresiones regulares y descubierto un modo que nos avisa de los problemas de sintaxis en nuestro código.

Este mes también ha habido sitio para protestar y para que más gente conozca la lucha de los estudiantes de la Universidad de Granada para que la aplicación oficial de la universidad sea libre. ¡Vivan los gatetes libres!

Por último, os cuento un poco de lo que hago en el mundo real. ¿Recordáis que os hablé de un proyecto para impulsar las vocaciones científicas en las niñas? ¡Pues conocí a las niñas! Tengo tres clases de sexto y están casi tan locas como yo. Me echaron la bronca porque no soy astronauta como quería ser de pequeña y les parecí demasiado joven para dar clase en la uni. Qué majas.

¡Ah! ¡Que no se me olvide! Sigo mejorando el curso de LaTeX cuando tengo tiempo y el proyecto loco que tengo con mi hermano sigue su curso. Ambas cosas van lentas pero seguras. Espero tener noticias pronto.

En qué ando: septiembre

Septiembre ha sido un mes raruno. Me accidenté en el autobús viniendo de la playa para ver Montalbano, el día siguiente me llamaron para empezar a trabajar de investigadora y he empezado a ir a clases de italiano. Ando todavía un poco desubicada y sin organizar, pero ¡me ha dado tiempo a escribir alguna cosilla!

Lo más destacable (y lamentable) es que vuelven las entradas relacionadas con Windows, lo necesito para usar algún programa (privativo) de CAD y de elementos finitos y así. Una de las primeras cosas que hice en Windows fue activar bash para que se me hiciera menos duro el cambio.

En cuanto al resto de entradas técnicas, escribí sobre ver pdfs en Emacs y sobre los paquetes de Octave, ambas cosas subproductos de otros trabajos que me tocó hacer.

También me animé por fin a hablar de DuckDuckGo, mi querido pato y compartí con vosotros algunos truquillos para buscar. Lo genial del tema es que los del pato se enteraron y ¡me han creado un Easter Egg personalizado!

Pinchad en el enlace y mirad a la esquina superior izquierda donde el pato, vais a ver qué pasa. Me encanta ❤

Lo que si que parece es que hice miles de panes y bizcochos. El primero fue un pan de trigo sarraceno, seguido de un bizcocho con piñones, otro de aguacate y un último de [chocolate y cerveza negra]. ¡Al final acabaré pesando 100kg! ¡Bieeeen!

Pues esto es el resumen del mes damas y caballeros, el próximo más. Os dejo con un pato.

pato

Foto de Filip Stepien. Licencia CC BY 2.0

En qué ando: agosto

En agosto poca cosa he hecho, principalmente porque me fui de vacaciones, pero aún así repasemos las novedades del blog. Más que nada he compartido recetas y panes, el pan de Kamut, que me dio bastante guerra, la tarta de yogur que hago para mí misma (y mi intolerancia a la lactosa) y, por último, el pan con granos de centeno, que me ha sorprendido gratamente. Ahora ando desarrollando un bizcocho sin azúcar pero la primera prueba (que tampoco tenía huevos) ha quedado un tanto insípida. Hay que reajustar el tema de las especias. Os iré contando.

En cuanto a la frikez, he estado practicando Haskell y pronto escribiré sobre ello y sobre el modo Haskell de Emacs. Siguiendo con Emacs, ¡lo he compilado desde fuente! Me siento muy hábil, aprendí sobre muchas cosas en el proceso. También he estado jugando un poco con la selección rectangular una de mis funcionalidades favoritas de Emacs.

Aparte he estado pensando sobre el libro de LaTeX, a ver si me responden de las movidas de curro que tengo pendientes y puedo centrarme más, tengo demasiados procesos mentales abiertos y así no se puede.

Me despido con una foto de mis vacaciones. Fui al Medievo 😀

man


He localizado el origen de una de las canciones que puso banda sonora a mi infancia. Tiene además una historia interesante detrás, tanto que dio para escribir una obra de teatro.