Archivo del Autor: Ondiz

Acerca de Ondiz

Doctora en ingeniería. Loca del software libre. Haciendo GNU/Linux más accesible para mí y de paso para los demás. También hago pan.

Lo que he aprendido: diagramas en Org mode con Ditaa

¡He aprendido cosas nuevas de Org! ¡Ahora puedo pintar grafiquillos! Cómo me encanta. Me encontré con Ditaa leyendo el curso de Emacs de La pipa plena, un gran recurso para aprender, luego me puse yo a hurgar y ahora me toca escribir lo aprendido para que no se me olvide. Vamos a ello.

Ditaa

Ditaa es una pequeña utilidad para la terminal que permite convertir diagramas hechos en ASCII art en imágenes. Está escrita en Java y se distribuye como un archivo jar por lo que es totalmente portable1. Es además un programilla libre ya que lleva una licencia GPL.

Si tenemos el jar necesitamos Java para poder crear diagramas desde la terminal, pero no nos preocupemos, usarlo es tan fácil como llamar a Java con la opción -jar diciéndole dónde está Ditaa y qué queremos que haga:

java -jar RUTA/ditaaXXX.jar OPCIONES ARCHIVO

donde XXX es el número de versión y ARCHIVO el lugar donde está el dibujito ASCII, lo demás creo que se explica solo. Por poner un ejemplo, si le pasamos a Ditaa un archivo que contenga esto:

+----------------+       +----------------+
|                |       |                |
| Primer bloque  +------>| Segundo bloque |
|                |       |                |
+----------------+       +----------------+

Nos creará este gráfico:

figura

Unirlo a Emacs

Así visto Ditaa parece un poco absurdo, pero ¿y si lo unimos al modo artista de Emacs? Más aun, ¿y si le decimos a Org que nos ejecute el código de Ditaa? ¡Nos aparecerá un gráfico perfectamente integrado en nuestro documento!

Cuenta la leyenda que Ditaa viene en el propio Org, concretamente el jar debería estar en contrib/scripts, pero yo no lo tenía, no sé por qué, así que tuve que decirle a Emacs dónde estaba añadiendo lo siguiente al archivo de configuración:

;; Ruta hasta el jar de Ditaa
(setq org-ditaa-jar-path "RUTA/ditaaXXX.jar")

Seguir leyendo →

Anuncios

En qué ando: noviembre

¡Ya ha pasado otro mes! ¡Qué rápido! ¡Veamos qué he estado haciendo! Noviembre además del mes en el que me hago más vieja, ha sido el mes de probar por fin el modo org de Emacs y hasta de personalizarlo un poco. Me encanta este modo, es como si estuviera hecho para mí, me ayuda a organizar mis ideas y a pensar mejor. De paso aproveché y le dije a Emacs que me centralizase los archivos de autoguardado para no tener mierdecillas por todas partes.

Aparte, adopté la idea de Notxor de usar la nube como repositorio remoto y ahora estoy consumiendo los gigas ilimitados del Drive del curro en lugar de mi GitLab personal para el código que ando escribiendo en mi investigación.

En lo que respecta al pan, estoy poco innovadora últimamente y solo he adaptado un pan de gachas de mijo. Ando leyendo sobre panes tradicionales e ingredientes rarunos, esta formación se verá pronto en los futuros panes, espero.

Como noticia destacable del mes, Ricardo de El pingüino tolkiano ha terminado de escribir su libro sobre Lyx, Lyx, la otra forma de escribir, que recomiendo a todos a los que os de miedito el LaTeX pero queráis producir textos bonicos. En lo que a mí respecta, estoy pintando un pollo. Os dejo por hoy, seguiremos informando.

pollo


En noviembre también a visto la luz el nuevo disco de los Lendakaris, ¡punk verdadero desde Iruña!

Camino a la panificación: pan con gachas de mijo

¡He hecho un nuevo pan! ¡Con mijo! Me encanta usar ingredientes rarunos en el pan, ya sabéis, y el mijo me parece un ingrediente interesante, es una hierba todo lo proteínica de la que se alimentaban nuestros ancestros antes de traer el maíz de América. De hecho, aquí en Euskadi el maíz le robó el nombre al mijo pasando a conocerse el mijo como artatxikia (pequeño maíz) en lugar del original artoa. ¡Ay qué pena! Con lo ricos que tenían que estar esos talos de mijo.

Yendo a lo practico, usar mijo en la masa del pan es similar a añadir polenta o maíz, hay que hacer una especie de papilla o gachas primero y tener un poco de cuidado con la proporción ya que, al igual que el maíz, no tiene gluten.

Este pan es una adaptación de una adaptación de una receta de Chad Robertson, concretamente del tercer libro de Tartine, que encontré por Internet. Yo he reducido la hidratación, he usado masa madre sólida para darle más fuerza a la masa y solo le he echado harina integral a la masa madre.

Pan con gachas de mijo

¡Vivan las gachas!




Ingredientes

    Gachas de mijo
  • 75 g mijo
  • 230 g agua
  • Masa madre
  • 50 g masa madre al 100% de hidratación
  • 100 g harina integral
  • 35 g agua (para un 60% de hidratación)
  • Masa final
  • 500 g harina blanca
  • 350 g agua
  • 8g sal
  • Masa madre
  • Gachas de mijo

Direcciones

  1. Por la noche puse el mijo a remojar y la masa madre a refrescar.
  2. La mañana siguiente mezclé la harina con el agua y la masa madre y lo dejé en autólisis. Mientras tanto cociné a fuego suave el mijo hasta que absorbió el agua del remojo.
  3. Agregué la sal y amasé. Añadí el mijo y amasé más.
  4. Lo puse en un bol a fermentar hasta que creció bastante. Le di pliegues a cada hora. Estuvo una tres horas.
  5. Preformé en bola, formé en bola y lo puse en el banetón.
  6. Le di una hora de fermentación a temperatura ambiente y luego otras dos y media en la nevera por tema de tiempos.
  7. Horneé en horno precalentado a 250C durante una hora, los primeros 10 minutos solo con la resistencia superior y bajando la temperatura paulatinamente.

Quedó un poco plano porque lo tuve que poner en el banetón grande porque me daba miedo que se pegase en el pequeño pero está rico, es ligeramente dulce y jugosón.

Referencias

La Economía del Sorgo y del Mijo en el Mundo: Hechos, Tendencias y Perspectivas

Tartine Millet Porridge Sourdough

Toasted Millet Porridge Bread

Lo que he aprendido: centralizar archivos de autoguardado de Emacs

¡Hoy traigo un truquillo rápido! Como sabéis Emacs va dejando por ahí copias de seguridad (archivo~) y archivos de autoguardado (#archivo#) de lo que abrimos y editamos. Esta es una funcionalidad que me ha salvado el pellejo en más de una ocasión pero no me gusta tener mierdecillas extendidas por todo mi ordenador. Hoy por fin he descubierto como mandarlos todos a otra carpeta, en concreto a la carpeta temporal. Para ello he añadido lo siguiente al archivo de configuración:

(setq backup-directory-alist
`((".*" . ,temporary-file-directory)))
(setq auto-save-file-name-transforms
`((".*" ,temporary-file-directory t)))

Para averiguar dónde anda la carpeta temporal hacemos C-h v (Describe variable) y le decimos que describa temporary-file-folder. También se le puede dar otra ruta que nos parezca más adecuada, claro.

Al loro porque usamos acentos graves y no apóstrofes en este caso porque solo queremos que cite las cosas que van antes de la coma, no hagáis como yo que estaba convencida de que había copiado mal y no entendía por qué no funcionaba.

Lo interesante del tema es que aunque mandemos los archivos a otra carpeta seguimos recuperándolos como de costumbre con M-x recover-file. ¡Qué listo es Emacs!

Por cierto, aparte de estos, hay unos archivos de interlocking que aparecen al abrir un archivo y cuyo nombre empieza por .# seguido del nombre del archivo abierto. Sirven para evitar que dos programas editen el archivo al mismo tiempo y no tienen nada que ver con estos que tratamos hoy. ¡No nos liemos! (Como ya he hecho yo)

Bueno, pues no os cuento nada más por hoy, estamos pronto.

Referencias

Keep Backup and Auto-save Files Out of the Way

GNU emacs backup files

18.3.4 Protection against Simultaneous Editing en el manual de Emacs


Grupos que descubro gracias al Sótano 😀

Lo que he aprendido: la nube como repositorio remoto

Después de commitear 600MB en imágenes de Matlab pensé que algo había que hacer si no quería romper GitLab, que ya se rompe bastante por sí solo. Estuve jugando con los interiores de git y me divertí mucho, pero finalmente decidí dejarlo, eliminar el repositorio y hacer uno nuevo decentemente. Ahí fue apareció el blog de Notxor con su flamante nueva entrada sobre git. Resulta que él en lugar de usar un servicio del estilo de GitHub tiene su propio repositorio remoto en su nube, en este caso una Nextcloud. ¡La solución a mis problemas de espacio!

Veamos cómo he adaptado el proceso a mi caso.

El repositorio central

He optado por utilizar como remoto una carpeta que tengo sincronizada en el Google Drive mediante la herramienta Copia de seguridad y sincronización ya que en el currelo tenemos mucho almacenamiento en el Drive (lo que tiene venderle tu alma a Google).

Ahí he creado un repositorio bare, es decir, uno en el que no hay árbol de trabajo. En un repo de este tipo en lugar de haber una carpeta .git con las movidas de git y luego nuestro archivos, hay solo lo que suele haber en la carpeta .git a pelo. La idea de esto es que sea un repositorio central, no uno donde se trabaja. Así, los colaboradores enviarán allí su código (push) y recuperarán los cambios (fetch/pull).

Para crear uno que se llame repo.git hacemos:

git init --bare repo.git

Se suelen apellidar .git para diferenciarlos de los repositorios normales y corrientes.

El repositorio de trabajo

Ahora que ya tenemos creado el repo remoto nos queda configurar el local. Aquí tenemos varias alternativas dependiendo de la situación en la que estemos

  • Si no hemos empezado a currar todavía, clonamos el repo vacío en algún punto de nuestro ordenador. Nuestro repo clonado sí tendrá árbol de trabajo:
git clone RUTA/repo.git 
  • Si ya tenemos el repo local, pero no hemos establecido el remoto:
git remote add NOMBRE RUTA/repo.git
  • Si es un repo cuyo remoto es otro y queremos cambiarlo o añadir uno adicional:
git remote set-url NOMBRE RUTA/repo.git

Ahora ya podemos funcionar normal entre ambos repositorios, igual que si estuvieran en GitLab y el Drive, Dropbox, Nextcloud o lo que sea se encargará de sincronizar nuestros repo central.

¡Muchas gracias a Notxor por compartir lo que sabe con todos nosotros! 😀

Referencias

Cómo estoy utilizando git en el blog de Notxor

How do you use “git –bare init” repository? en StackOverflow

What is a bare git repository?

git init en el manual

Push to only bare repositories

Using Git and Dropbox together effectively? en StackOverflow1


Mientras escribía oía:


  1. ¡Gracias a Notxor por el enlace! 

Lo que he aprendido: personalizando cosillas en org mode

¡Estoy a tope con el modo org! Me hace ser más eficiente y organizada y eso que todavía no le he sacado mucho jugo. Hoy quería poner por aquí algunas opciones de configuración para el modo org que he añadido a mi archivo de inicio de Emacs. ¡Así me contáis cómo hacéis vosotros!

Todos ellas las he activado con setq que en mi proceso de entender lo que copiopego de Internet en mi archivo de configuración he descubierto que asigna valores a variables y que el típico t significa True y el nil False. En fin, ¡veamos cosas!

Modo indentado

Lo primero que he activado es el modo limpio o indentado, es decir, el que en lugar de ponernos estrellitas para los encabezados nos los indenta según su nivel para que veamos todo más claramente. Con él activado nosotros escribimos como siempre y org nos organiza las listas, los títulos y demás. Bastante útil.

Se activa estableciendo org-startup-indented como True:

;; Modo indentado
(setq org-startup-indented t)

Fecha de cierre de las tareas

Otra opción que he activado es que me aparezca cuándo he cerrado una tarea al pasarla al estado DONE:

;; Marcar fecha de tarea realizada
(setq org-log-done 'time)

Ahora cuando voy hasta DONE con C-c C-t debajo me aparece una línea en la que pone CLOSED y la fecha de conclusión en morado.

Cambiar la secuencia de palabras clave

Como tener solo estados de TODO y DONE me parecía poco para organizarme, he añadido dos más: un CHECK para las tareas que están hechas pero requieren algún tipo de verificación o corrección externa, y CANCELLED para las tareas que por algún motivo no seguirán adelante pero que quiero tener localizadas.

Podría añadir estas palabras clave en los archivos en que las necesite pero como me parecen útiles he oreferido añadir la configuración directamente en el archivo de inicio:

(setq org-todo-keywords
'((sequence "TODO" "CHECK" "|" "DONE" "CANCELLED")))

Gracias a estas líneas al hacer C-c C-t se rula por esos estados.

Asignar colores a las palabras clave

Una vez generadas palabras claves nuevas pensé que estaría bien asignarles colores. Para ello se usa la variable org-todo-keyword-faces con algún color que Emacs entienda:

(setq org-todo-keyword-faces
'(
("TODO"   . (:foreground "firebrick2" :weight bold))
("CHECK"  . (:foreground "orange1" :weight bold))
("DONE"   . (:foreground "forestgreen" :weight bold))
("CANCELLED"  . shadow)
))

Bueno, hasta aquí hemos llegado hoy. ¿Qué más me recomendáis cambiar? 🙂

Referencias

FAQ de org

Colors Available to Emacs

Customizing Emacs en Emacs Beginner’s How to

Lo que he aprendido: lista de tareas en org mode

¡Llegó el momento en el que el modo org y Ondiz se ven las caras! Después de una temporada usando Emacs me ha picado el gusanillo y aprovechando que tenía que tener controladas mis tareas del curro, me he puesto a investigar org. Hoy os hablaré de mis primeros pasos en él, que consisten básicamente en escribir una lista de tareas. ¡Empecemos!

El modo org

El modo org es un modo para tomar notas, escribir, planear proyectos, manejar listas de tareas, gestionar el tiempo, publicar documentos y muchas otras cosas que se nos ocurran. Lo creó el profesor de astronomía Carsten Dominik cuando intentaba organizar mejor sus notas. Su idea era sacar directamente las tareas a realizar de las notas tomadas, por ejemplo, en una reunión, para que las tareas y las notas en lugar de ser dos cosas independientes se retroalimentasen.

Su primer paso fue mejorar el modo outline añadiendo indentación para que fuera más sencillo de leer y facilitando el manejo de los elementos de las listas. A partir de ahí fue ganando funcionalidad hasta convertirse en la herramienta multiusos que es ahora.

Una curiosidad de este modo es que su mascota es un unicornio, en su web dan varias explicaciones mi favorita es esta:

Org-mode is meant to show you the way, and an animal with two horns can not do this very well, can it?

Veamos ahora cómo hacer una lista de tareas sencilla.

Una lista de tareas

Antes de ponernos con la lista en sí debemos saber un par de cosas del modo org:

  • Cada documento comienza con los datos (autor, fecha …) y las opciones queremos establecer (indentación, idioma …)
  • Org tiene un lenguaje de marcado propio (similar a Markdown) donde los títulos se indican con asteriscos

Una vez entendido esto, solo nos queda saber que cualquier título se convierte en tarea si empieza por TODO, por ejemplo, convertimos un encabezado de segundo nivel en una tarea así:

** TODO Aplicar cambios

Debajo de esta tarea podemos seguir escribiendo al igual que si fuera un título normal y corriente. Incluso es posible añadir encabezados de nivel tres o superior que sean a su vez tareas. Luego para aclararnos mejor podemos colapsar los encabezados uno a uno con TAB (todos ellos con Shift+Tab) o moverlos de sitio con M-flechas.

Una vez acabada la tarea, con C-c C-t cambiamos su estado a DONE y se pintará en verde y nos hará sentir muy satisfechos. Si queremos que aparezca la fecha en la que cerramos la tareas podemos hacer uso de las opciones de las que os hablaba antes y añadir lo siguiente al inicio del documento:

#+STARTUP: logdone

Así, cuando marquemos la tarea como hecha, org nos añadirá una línea con la fecha de conclusión. Si nos gusta, podemos cambiar este comportamiento para siempre directamente en el archivo de configuración con:

(setq org-log-done 'time)

Otro tema que me mola es poder dividir las tareas grandes en listas con casillas para marcar, que tienen la sintaxis típica que nos solemos encontrar por ahí y cuyas casillas podemos marcar y desmarcar con C-c C-c (check):

- [X] Tarea 1
- [ ] Tarea 2

Estas listas de casillas pueden anidarse y si añadimos [%] o [/] a la principal org nos mostrará cómo de avanzada va la tarea, o bien en porcentaje o en fracción.

Esta es la funcionalidad más básica y con la que he estado jugando estos días pero tenemos además montones de opciones. Os cuento unas pocas:

  • Añadir más estados para las tareas usando las variables del documento, rulará por ellos cuando hagamos C-c C-t:
#+TODO: TODO FEEDBACK VERIFY | DONE CANCELED
  • Añadir prioridades A, B (por defecto) o C a nuestras tareas:
*** TODO [#A] Escribir entrada en el blog
  • Enlazar webs y archivos de nuestro ordenador:
[[RUTA][descripción]]

[[file: RUTA][descripción]]
  • Incluir tablas que se adaptan al contenido y en las que se puede usar la calculadora

  • Añadir tareas a la agenda con C-c C-s (schedule), que luego podremos ver en una vista diaria o semanal

Como veis podemos complicar esto hasta el infinito o mantenernos en la superficie. De hecho, una parte de su filosofía consiste en que cada cual adapte org a su estilo, pero que sea siempre posible usar solo lo simple. Yo de momento me siento muy feliz habiendo sido capaz de crear listas de este estilo:

tareas

Por cierto, una cosa curiosa es que las combinaciones de teclas de org dependen del contexto, es decir, la misma combinación tiene diferente significado según dónde la usemos, reduciendo el número de combinaciones que tenemos que memorizar.

En fin, me gusta como está pensado este modo, se adapta a mi forma de trabajar, supongo que porque proviene del mundo académico. ¡Parece que nunca más voy a tener que usar otro programa que no sea Emacs!

Os dejo con una charla que dio su creador en Google:

Referencias

Página de Org mode

Recursos de GNU Emacs y org-mode de Quijote Libre

Some tips for learning Org Mode for Emacs de Sacha Chuan

Get Organized with Emacs Org-mode en Linux Journal

Org-mode basics VI: A simple TODO list en Pragmatic Emacs

Org Mode – Organize Your Life In Plain Text!

Introduction to Literate Programming