En qué ando: septiembre

Septiembre me provoca sentimientos encontrados: se vuelve al cole y empieza mi estación favorita; se retoma la rutina y cambian los colores del entorno; se nubla el futuro laboral y llegan las hortalizas otoñales.

Sigo con mi proyecto de aprender a programar decentemente en un lenguaje de programación libre: sigo jugando con Julia, un poco con Python y con la programación literaria, la única manera de que Ondiz del futuro sepa qué demonios tiene en la cabeza Ondiz del presente. También le di otra vuelta de tuerca a mi gestión de bibliografía gracias a mi querido Emacs.

Me estoy divirtiendo mucho analizando textos en general y con NLTK en particular: he vuelto a la época del comentario de texto. Lengua y Filosofía fueron las únicas asignaturas en las que realmente aprendí algo: en la primera aprendí a racionalizar lo que leo y, en la segunda, lo que pienso. Aunque lo descubrí diez años tarde.

Además, han florecido los rosales por lo que tengo un trocito de primavera en mi jardín. Supongo que por esto este mes he vivido más cerca (de lo normal) de la poesía.

Algunas cosas interesantes

Os dejo aquí material que me ido encontrando por la red y por la biblioteca. Gracias a los que compartís y recomendáis, hacéis del mundo un lugar más colorido.

Artículos

Libros

Después de meses desconectada de la novela y enganchada al ensayo, he vuelto a ella. Por lo visto, durante una temporada no necesité escapar pero sí reforzar cimientos. Tuve una etapa de transición leyendo La gaviota1 y, finalmente, retorné a la novela del siglo XIX, la época de dos de mis movimientos literarios favoritos, con La Regenta. Y viajé en el tren con Borges.

También he leído no ficción, por supuesto. Críptica liberó su manual de Resistencia digital y no podía dejarlo sin leer. Tiene un rollito ciberpunk que me enganchó desde el primer momento y un montón de metáforas bélicas y pugilísticas que le dan un toque épico. Los consejos son muy buenos, pero me ganaron por la estética. Como suele pasar, reconozcámoslo.

Podcasts

Vídeos


Os dejo con una canción que descubrí gracias al Fediverso y que me representa totalmente después de tantos años sufriendo diariamente a la Renfe:


  1. Si Chéjov no me devuelve la fe en la ficción, ¿quién? Estamos hablando del hombre que escribió: «La medicina es mi esposa legal; la literatura, solo mi amante.» Una frase que, aparte de ilustrar perfectamente cómo se puntúa, explica, también perfectamente, mi relación con la ingeniería y el arte. 

2 pensamientos en “En qué ando: septiembre

¡Opina sin miedo! (Puedes usar Markdown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s