La universidad pública, la banca, el software libre y los gatetes

Hoy vengo a hacer un poco de activismo. Últimamente he estado viendo en las redes sociales la batalla que tienen en la Universidad de Granada para defender la autonomía de la universidad pública respecto a la influencia de la banca y luchar por la privacidad de los miembros de la comunidad universitaria. Ahí es nada. Os cuento los detalles.

Resulta que a los que toman las decisiones en la Universidad de Granada no se les ha ocurrido nada mejor que encargarle a una filial del Santander que les fabrique una aplicación para que los alumnos y trabajadores de la universidad hagan sus típicas gestiones. Una aplicación mediante la cual el Santander puede acceder a los datos de todo aquel que la use y que le permite además enviar publicidad a los usuarios y ofertarles servicios.

Es importante recordar aquí, que la Universidad de Granada, aparte de ser una de las más prestigiosas de España (y una de las poquísimas universidades españolas que aparecen en el Ranking Shanghai) es una universidad pública, por lo que en mi opinión es muy difícil justificar que su aplicación oficial la controle un banco. Este hecho, ya lamentable de por sí, es especialmente flagrante cuando la rectora apoyó el software libre explícitamente en su programa electoral, que parece que para ganar votos está muy bien apoyar estas cosas pero a la hora de la verdad ya no tanto.

Para protestar contra esta situación un grupo de miembros de la universidad granadina ha analizado en profundidad la aplicación y ha escrito un documento en el que se exponen los problemas que genera y se presentan una serie de preguntas sobre el sentido de que haya publicidad y servicios de una entidad privada en una aplicación de una universidad pública, las condiciones del acuerdo con el banco, por qué no son públicos los datos como los calendarios y demás… Cuestiones todas ellas que son de lógica pura y que deberían estar respondidas en los documentos relacionados con la aplicación, pero que no lo están. Este documento fue presentado ante los responsables pero (hasta donde yo sé) no ha habido respuesta pública por su parte.

Por si todo el tema de que se regalen los datos a un banco no fuera suficientemente malo, resulta que la funcionalidad de la aplicación privativa se puede replicar en cuestión de minutos, adaptándolo a nuestras necesidades y con herramientas existentes y gratuitas. Nos lo cuentan en este hilo de Twitter:

Resulta también que tiene más ventajas no usar la aplicación que usarla. Es algo increíble:

¿Pensáis que leerse todos los términos y condiciones de la aplicación, las noticias relacionadas y el programa electoral de la rectora, analizarlos al detalle, escribir un documento riguroso y crear una web con toda la información es mucho curro? ¡Pues no se han quedado ahí! Han hecho su propia aplicación libre, e-ugr (¡la app oficial de la Universidad de Gatetes Reunidos!), cuyo código está en GitHub y que lleva licencia GPL3 para que cualquiera pueda usarla, estudiarla, modificarla y redistribuirla libremente. En su página web podemos leer:

e-ugr surge como una forma paródica de protesta en contra de la aplicación del Banco Santander y Universia que la Universidad de Granada ha lanzado como aplicación oficial.

En particular, esta aplicación web intenta demostrar que crear funcionalidad similar y sin coste adicional no es excesivamente difícil usando software libre ya existente. Esta aplicación web es completamente libre, estando todo el código liberado y licenciado en GPLv3; y privada, no existiendo servidor que almacene tu información más que los propios del Acceso identificado y las aplicaciones que se accedan desde aquí. Y esto es solo un ejemplo rápido escrito en un par de días; imagina lo que podríamos llegar a conseguir si desarrolláramos nuestras aplicaciones como software libre y toda la comunidad universitaria pudiera compartirlas, estudiarlas y mejorarlas durante años.

La aplicación libre tiene hasta una cuenta de Twitter con un gatete que se cachondea de la inutilidad de la aplicación privativa mientras explica cómo usar y adaptar la libre (¡se pueden poner patetes1!):

Todo el concepto de la aplicación me parece una genialidad supina pero deberán pasar años hasta que alguien pueda superar al gatete tuitero:

En definitiva, quiero mostrarles desde aquí todo mi apoyo a estos valientes que le están plantando cara al sistema con la que es para mí la mejor manera posible: de forma rigurosa, demostrando que una aplicación libre es mejor y más segura y, sobre todo, con humor.

¡Los gatetes unidos jamás serán vencidos!


DISCLAIMER: Yo ni estudio ni trabajo en la Universidad de Granada, pero me parece una historia que merece ser compartida. Para una información más detallada tenéis las referencias, los enlaces del artículo y al gato tuitero. Si he metido la pata en cualquier cosas me decís y modificaré, quitaré o añadiré en concordancia.


Referencias

Contra el uso de la aplicación UGRApp en GitHub

UGRApp: propuestas de mejora y solicitud de información en GitHub

Comunicado sobre la UGRApp de la Delegación de estudiantes de la ETSIIT de Granada

Página de la e-ugr

CanalUGatete en Twitter

Entrevista a un integrante de la campaña Anti UGR App en Radio Almaina (minuto 27)2


  1. La magia del software libre permite que la Universidad de Patetes Reunidos tenga su propia aplicación adaptando y mejorando a su gusto la de los gatetes. 
  2. Gracias a Autodefensa Informática por el enlace 

12 pensamientos en “La universidad pública, la banca, el software libre y los gatetes

  1. victorhck

    Interesante historia, gracias por difundir. Desconocía todo este lío.
    Una vez más la banca gana. Y va fagocitando espacios que desde siempre han tenido que ser vanguardistas y críticos.
    Bien por seguir manteniendo esa capacidad crítica. Bien por llevarla a cabo y acatarla.
    El software libre una vez más como opción ética y justa.
    Hablar es sencillo, pero… “show me the code” en este caso se ha hecho realidad. Y por lo que parece gana por goleada.

    En la universidad se comparte el conocimiento, es triste ver cómo lo encierran en licencias que impiden conocer, estudiar y difundir.

    … y encima con gatetes!! 🙂

    Responder
    1. Ondiz Autor de la entrada

      Me encanta la historia precisamente por lo que comentas, porque aun queda gente libre en las universidades (no lo tenía claro del todo por mi experiencia universitaria) y porque hay esperanza ¡los gatetes pueden vencer al banco!

      Eso sería épico y una victoria para todos los que apoyamos el software libre y la independencia de la universidad pública. Espero que así sea 😀

      Responder
  2. jpa

    He flipado, no sabia nada, es todo tan subrealista… pero bueno cosas como estas explican muchas cosas… si la universidad estuviera mas pendientes de hacer lo que tiene que hacer… en lugar de meterse en el negocio del bigdata 😉
    Increible, la verdad es que se deberia poder hacer algo, no es por que la aplicacion sea mala o mejorable, eso ahora da igual. Lo peligroso es que vendan a sus alumnos asi… y por otra parte que hace un banco haciendo aplicaciones !?!?

    Responder
    1. Ondiz Autor de la entrada

      Todas esas preguntas me hago yo también…

      La verdad es que aparte de dar a conocer la situación para que la noticia llegue lo más lejos posible no sé qué más podemos hacer. A ver si conseguimos entre todos hacer suficiente presión para que la universidad recule 😀

      Responder
  3. indep

    Pequeña crítica:

    Cada usuario que promueva el software libre no debe obligar a sus seguidores a usar redes sociales que atentan contra sus derechos. Es decir, sí pueden tener cuentas en esos medios, pero deberán ofrecer una alternativa libre a dichas redes sociales no libres. 😺

    Responder
    1. Ondiz Autor de la entrada

      ¿Te refieres a mí, a los gatetes o a ambos?

      En mi caso concreto, no sé cómo demonios poner el Quitter en WordPress. Espero que mis seguidores sean más coherentes que yo y no se hagan un Twitter 😀

      Responder
  4. Pingback: En que ando: octubre | Onda Hostil

  5. Pingback: Compilación: greatest hits del 2017 | Onda Hostil

  6. Giorgio Grappa

    Buf, sí que viene de lejos. Parece que lo de la UdGr era una prueba para ver si les compensaba. Visto el salto cuantitativo, está claro que sí.

    Es indignante, insisto, ver como juegan con nuestros datos y cómo hacen negocio con ellos.

    Hale, ya me he puesto de mala leche. Menos mal que había gatetes.

    Responder

¡Opina sin miedo! (Puedes usar Markdown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s