Camino a la panificación: bizcocho chocolateado de aguacate

Andaba yo investigando sobre sustitutos al huevo en repostería cuando descubrí que mi amado aguacate sirve para esta función. Luego localicé esta receta de tarta de chocolate y aguacate que me pareció que tenía que ser deliciosa, así que adapté el bizcocho a mi gusto: reduje soberanamente el azúcar, usé harina integral y lo horneé en un molde de plumcake sin frosting que valga para desayunarlo acompañado de mi té norirlandés y una fruta aleatoria (también conocida como plátano).

Es mi bizcocho favorito hasta la fecha, es jugoso como un brownie pero más ligero, me encanta. Os cuento cómo lo hago.

Bizcocho chocolateado de aguacate

Engordante y adelgazante a la vez


Ingredientes

  • 1 aguacate maduro bien grande
  • 100g azúcar, no soy muy de dulce yo. Se puede llegar hasta 200g sin que quede muy empalagoso
  • 350g harina integral floja
  • 80g chocolate de comercio justo con el 70% de cacao
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de levadura tipo Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de canela, ayuda a darle sabor al haber reducido tanto el azúcar.
  • 400ml de leche de soja casera o yogur líquido, dependiendo de las existencias
  • 150ml 120ml de aceite de oliva virgen extra que no sea muy fuerte

Direcciones

  1. Derrito el chocolate al baño maría, en el micro es más fácil que se queme.
  2. Hago una masa con el aguacate y el azúcar. A mí me mola el rollo rústico así que lo aplasto con un tenedor, por eso es importante que esté maduro.
  3. Añado el chocolate derretido, la leche o yogur y el aceite a la masa de aguacate y mezclo bien. Yo mezclo con una lengua de silicona sin más.
  4. Añado la harina con la levadura, el bicarbonato, la sal y la canela y mezclo lo justo para que no queden grumos. Como la harina es integral y por lo tanto gruesa, no suelo tamizarla.
  5. Horneo en horno precalentado a unos 180ºC durante media hora o cuarenta minutos.

Suelo comerlo después de calentarlo unos segundos en el micro para que esté más jugoso. Como tampoco quiero llegar a los quinientos kilos, lo corto en rebanadas y lo congelo en una bolsa, para ir descongelando poco a poco.

Anuncios

6 pensamientos en “Camino a la panificación: bizcocho chocolateado de aguacate

    1. Ondiz Autor de la entrada

      No se nota el sabor a aguacate. Les di a mis padres a ver si averiguaban el ingrediente secreto 😀

      Hazte uno a ti mismo que para algo tienes la receta 😛

      Responder
  1. atareao (@atareao)

    Hola Ondiz,
    He seguido tus instrucciones casi fielmente, y el resultado, aunque de aspecto deja un poco que desear, porque como me temía, aunque la levadura hizo su trabajo, al final se hundió. Supongo que debía de haberle puesto menos temperatura (menos de 180 ºC) para conseguir que se quedara “en pie”.
    Respecto a tu receta, cambié los 100 gramos de azúcar por 50 gramos de estevia. Como comentas que se pueden poner hasta 200 de azucar, y como la estevia es 3 veces mas edulcorante que el azúcar, pensé, “ni pa’mi ni pa’ella” 50 gramos de estevia que serán 150 gramos de azúcar. Por ahí bien.
    El resto igual, pero para mi gusto los 150 ml de aceite me parecen mucho, a mi me dio la impresión que estaba ligeramente aceitoso. Pero eso es simplemente mi apreciación.
    Sea como fuere, y para ser el primer bizcocho te tengo que confesar que ha quedado estupendo y de sabor también espectacular.
    Efectivamente, tal y como comentas, no se puede apreciar el sabor del aguacate.

    Muchas gracias. Creo que probaré alguna de tus otras recetas.

    Responder
    1. Ondiz Autor de la entrada

      ¡Hola!

      Me alegro de que te saliera bien el bizcocho, esto de las recetas es peligroso, hay demasiadas variables en juego.

      No te preocupes porque se haya hundido, suele ser el huevo lo que mantiene los bizcochos en pie y este no lleva 😀

      En cuanto al aceite, probablemente pueda reducirse, pero dependerá del aguacate, de su tamaño y de lo maduro que esté. También podría sustituirse una parte por más leche de soja o yogur. ¡Todo es investigar! La próxima vez que lo haga probaré a ver y contaré por aquí mis hallazgos.

      ¡Muchas gracias por tus comentarios! Si te animas a probar otras recetas no dudes en contarme qué tal han ido, que me hace ilusión. Eso sí, ten en cuenta que la idea de los panes y bizcochos del blog (y del blog en general) es animar a todo el mundo a probar, así que las recetas funcionan pero son experimentales. Esa es mi filosofía 😀

      Responder
  2. Pingback: En que ando: julio | Onda Hostil

  3. Pingback: Camino a la panificación: bizcocho de aguacate | Onda Hostil

¡Opina sin miedo! (Puedes usar Markdown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s