Sobre buscar trabajo

Os conté hace un tiempo cómo me fue en la carrera y la tesis y hasta hicimos unas risas sobre el lío que me supuso ir a pedir el paro. Ahora estoy en la siguiente fase: buscar curro. Quería tomarme el proceso con calma, dedicar tiempo a mis proyectos personales y que cada decisión fuera deliberada, no entrar en la rueda y acabar en un trabajo que no me interesa lo más mínimo. Y como yo hago siempre lo que quiero, así lo hice.

Eché mi primer currículum en marzo, tres meses de nada después de haber presentado la tesis. Era un trabajo en investigación y en mi temática, encajaba perfectamente en la oferta. Un mes más tarde fui a la entrevista. Desde entonces he echado otro par. Me han llamado señores para decirme que nunca he trabajado y otros que me han ayudado a mejorar el CV, el tranvía tuvo un accidente mientras iba a una entrevista y en otra me preguntaron por las notas de la carrera. No, no me pasan cosas normales.

Durante el proceso me he planteado unas cuantas preguntas sobre las que quiero escribir. Escribir y dibujar es lo que me mantiene cuerda. Ahí van.

¿Necesito un trabajo?

Depende de a qué nos refiramos con necesitar. En el sentido práctico de ganar unos dineros, no me queda más remedio. En el sentido de crecer como persona no, no lo necesito. Me satisfacen mucho más las cosas que hago sin ánimo de lucro, en mi tiempo libre y para ayudar a los demás. No me apetece en absoluto aguantar jefes, trepas y demás fauna laboral.

El problema radica en que me hace falta una fuente de ingresos, tal vez no ahora mismo, pero me hará falta. Lo que me lleva a la siguiente pregunta.

¿Qué quiero hacer?

Quiero hacer algo que haga del mundo un lugar mejor. Estudié ingeniería para resolver problemas y que nos fuese mejor a todos. No para que el gobierno me de dinero que luego gasto en otras cosas, me guarde los resultados obtenidos con dinero público para mí y, en definitiva, no cree un impacto positivo en la sociedad. Me gustaría estar cerca de las personas. No de la gente, de las personas. Tratar con ellas, ver sus problemas, resolverlos juntos.

La lógica nos lleva por tanto a la siguiente pregunta.

¿Qué sé hacer?

Sé aprender. Tengo curiosidad por las cosas, por llegar al fondo de los asuntos. Esto es un problema porque cuando te pasas la vida investigando te das cuenta de lo que no sabes, te asomas al abismo de tu ignorancia. Así, yo no me creo experta en nada a pesar de que controlo mucho más que muchos otros autodenominados expertos a los que se respeta. Digo que es un problema porque jamás voy a transmitir seguridad. Pero entonces me acuerdo de esta cita:

The whole problem with the world is that fools and fanatics are always so certain of themselves, and wiser people so full of doubts.
— Betrand Russell

Unido a esto está lo que no sé hacer. No me sé vender, principalmente porque nunca me ha hecho falta. Mi trabajo habla por sí solo. Y si necesitas que te diga lo lista que soy porque no eres capaz de valorar lo que hago tú mismo, lo siento pero no quiero trabajar contigo.

Hay poca gente con la que quiera trabajar, la verdad. Lo que me lleva indudablemente a la siguiente pregunta.

¿Dónde quiero trabajar?

Cuando leo las ofertas siempre me pregunto ¿quiero trabajar aquí? ¿Tengo que tener en consideración a alguien que pide esta cantidad de chorradas? Generalmente la respuesta es no. Me gustaría trabajar en un sitio que supusiera un reto, un lugar del que no me esté quejando las horas que no paso en él. Conozco demasiada gente que se queja y no hace nada y no quiero ser uno de ellos. Eso sí que lo tengo claro.

En conclusión

La única conclusión que puedo sacar es que no sé qué quiero hacer y que probablemente nunca lo sepa. Estoy probando a ver si encajo en algún lado y descartando lo que no quiero hacer. De momento tengo tiempo, no voy a morir de hambre, pero entiendo perfectamente a la gente que está en mi situación y tiene cargas económicas o familiares. Es muy duro que te revienten las ilusiones día sí y día también, que no importes y que te traten como carnaza en lugar de como un ser humano individual. Tenemos un problema como sociedad si hay gente que se siente así en un único momento de su vida y deberíamos asumirlo.

Creo que hemos perdido la perspectiva de lo que es un trabajo y de lo que es el dinero. Vivimos en una sociedad que entiende por éxito un trabajo esclavo pero dinero en el bolsillo. Nunca lo he entendido y probablemente moriré pobre pero seguiré sin entenderlo.

En fin, puede ser que quiera demostrar una que una persona abiertamente de izquierdas y punki puede conseguir un trabajo tradicional sin dejar de ser ella misma, solo por sus méritos. O todo lo contrario, puede que quiera decirle a la gente que me decía que iba a conseguir curro con facilidad ves como no, vivimos en un mundo falso y basado en la apariencia, ya te lo dije. No lo sé. Seguiremos informando.


Vuelven Preservation Hall Jazz Band. Lo merecen.

Anuncios

15 pensamientos en “Sobre buscar trabajo

  1. Notxor

    Bueno, a ti te dicen que no has trabajado nunca y a mí que he trabajado demasiado … y claro, lo mismo quiero cobrar a razón de mi formación y experiencia. Lo mismo hasta eres joven (yo demasiado viejo), y así ad infinitum. Está claro que el mercado laboral español está hecho para mediocres 😉

    Responder
    1. Ondiz Autor de la entrada

      Lo de que soy demasiado joven ya me han dicho 🙂

      Me parece una genialidad el que sea malo que hayas trabajado mucho, es una señal de que vivimos en tiempos extraños!

      Responder
  2. victorhck

    Plantearse las diversas cuestiones que planteas en el artículo ya es ser valientes. Ser consecuentes con esas ideas todavía lo es más. Parece seña de identidad de los “Zárraga Brothers” 🙂

    Tienes mucha razón. En mi curro, recientemente han contratado unos cuantos ingenieros recién salidos de la carrera. En un trabajo nada técnico donde aguantar las imbecilidades de superiores y sus ínfulas de superioridad, algo muy “made in spain” me temo…
    Yo pienso “pa’ mi” puestos en su lugar: ¿He estudiado una carrera, para aguantar esto?Un trabajo nada técnico en una empresa en la que se me infravalora (y sin visos de cambiar).”

    Espero que esa búsqueda de lo que quieres te lleve por el camino adecuado. Pero como decía Kavafis. Más importante que llegar a Ítaca es el camino recorrido.
    Que ambos te sean propicios!

    Saludos.

    Responder
    1. Ondiz Autor de la entrada

      Uno de los problemas es que ya en la carrera hay que aguantar eso y es para prolongar el que estés quietecito y en tu sitio para lo que te preparan. A veces sale gente como los Zarraga siblings que no está dispuesta a que la machaquen toda la vida.

      Parece que el camino a Ítaca es, como el camino a Dublín, pedregoso.

      Gracias por tus palabras!

      Un saludo

      Responder
  3. nasciiboy

    el problema, siempre es la pasta, pero es la pasta real? desde hace un par de años tengo la idea de que al menos 7 de cada 10 empleos no tienen ninguna relevancia real en el mundo, ni en la economia mas alla de distraer conciencias en lugar de dedicarlas a asuntos mas “intelectuales”

    y el otro problema es cuando sabes que no podrias hacer nada mejor de lo que ya estas haciendo, que tienes muchas habilidades que por razones incomprensibles parece son incapaces de ser aprobechadas o requeridas por el mundo laboral y que en el peor de los casos (como el mio) aunque busques un empleo de mierda no lo vas a optener

    Responder
  4. josemanuel

    Creo que tienes un concepto equivocado de lo que es el trabajo. Me recuerdas (lo digo con todo el respeto) a los niños que ven una comida y dicen: “No me gusta.” Y uno contesta: “¿Cómo lo sabes si no la has probado?” Claro que hay empresas y empresarios explotadores, pero no son todos, ni siquiera la mayoría.

    Yo he trabajado en sitios de todo tipo: uno de mis primeros empleos fue como teleoperador (el nombre oficial era gestor de soporte técnico). Lo conseguí porque era una empresa tan esclavista que cogía literalmente a cualquiera. Conmigo entraron, creo, diez o quince personas. Al cabo de una semana sólo quedábamos tres. Yo fui el segundo que más aguantó: dos meses. Me fui porque querían hacernos trabajar en turnos de nueve días seguidos.

    Pues bien, el caso es que en esos dos meses aprendí muchas cosas, me quité la timidez de hablar por teléfono y conocí gente. (Una ex-clienta hoy me sigue en Twitter, por ejemplo, y eso que se colgó la llamada.) ¿Era una mierda de trabajo? Sí, pero me fue útil. Hasta de las entrevistas se aprende.

    Así que mi consejo es que cojas los trabajos que te ofrezcan y, si no te gustan, les das unos meses de cortesía (en los que estarás ganando dinero de todas formas) y te vas. Así nadie podrá decirte que no has trabajado nunca.

    Y sobre lo de hacer cosas positivas por la sociedad, pues claro. Como todos. Yo desde mi primer empleo me asocié a AI y a UNICEF. ¿Por qué? Porque por fin tenía dinero para hacerlo. Al entrar de programador me asocié a la FSF. Y ayer mismo decidí (y lo hice) que donaría a la distribución de Linux que uso (Slackware) dos veces al año. Y si pudiera dar no sólo dinero, sino también tiempo a las causas que me importan, lo haría. Pero no teniendo yo trabajo, se quedarían sin ambos.

    Responder
    1. Ondiz Autor de la entrada

      Que tenga un concepto diferente no quiere decir que sea un concepto equivocado, es simplemente una manera distinta de ver la vida. Es curioso que asumas que nunca he trabajado, no tengo una imagen mental de explotación y falta de solidaridad porque la he visto en las películas, es lo que he vivido en todos los años que he trabajado hasta ahora.

      La cuestión es que he llegado a un punto de mi vida en la que considero que no tengo por qué hacer nada que no quiera hacer. Por supuesto, esto trae consecuencias que estoy más que dispuesta a asumir pero no tengo ninguna necesidad de aceptar un curro de mierda porque aprenderé cosas. Tal vez sea así, sí, pero me recuerda demasiado a cuando pienso a que el infierno que pasé en el colegio me ayuda a identificar mejor a las personas en las que se puede confiar. El precio a pagar es demasiado alto.

      Permíteme que dude que todos queramos que el mundo sea mejor, demasiado egoísmo veo yo para aceptar eso tan rápido. Además, para mí se hace del mundo un lugar mejor en cada decisión que tomas cada día, cuando decides ayudar a un vecino o comprar en la tienda del barrio y para muchas de estas cosas no hace falta dinero.

      Así que, mientras tenga alternativa, y de momento la tengo, pelearé por ser coherente con lo que pienso. ¿Estoy equivocada por ello? Tal vez. Y tal vez muera pobre, pero moriré libre.

      Aunque no estemos de acuerdo te agradezco que te pases por aquí y comentes, la diferencia es la sal de vida 🙂

      Responder
      1. josemanuel

        Lo de que nunca habías trabajado lo había leído en el propio artículo. Sustitúyelo por tener experiencia profesional, si quieres.

        Respeto tu opinión y no pretendo convencerte de nada, pero sí me gustaría que sacaras de esta conversación con alguien que ha trabajado en unos cuantos sitios y durante unos cuantos años (no tantos como debería, también es cierto) que trabajar no es esclavizarse ni venderse. Eso es todo.

      2. Ondiz Autor de la entrada

        Decía lo del señor que me dijo que nunca había trabajado como chiste (me lo dijo literal), porque me decía que hacer una tesis en la que tienes un contrato laboral y un horario y demás no era trabajar Creo que lo he comentado otras veces, por eso no está claro 😀

        Sí, te entiendo perfectamente y te agradezco tus comentarios. Sé que trabajar en general no es ni esclavizarse ni venderse pero quiero estar alerta por si me meto en un curro esclavo y en el que vendo mi alma.

      1. josemanuel

        Sí, bueno. Es verdad que me han marcado con un hierro candente como a un toro y me han violado más veces que a Tim Robbins en Cadena perpetua, pero al final he conseguido pasarme estos días trabajando en mi casa en pijama haciendo algo que me gusta por un sueldo decente.

        No, espera. ¿Sabes qué pasa? Que sólo lo último es cierto.

        Un saludo.

  5. Adrián Alejandro Rodríguez Villarreal

    En mi opinión, apegate a encontrar un trabajo que concuerde con tus ideales, que realmente te guste, aunque lleve tiempo (siempre y cuando puedas sostenerte), porque en caso contrario, tu vida se hará algo molesta y te quejaras continuamente de la mierda en que estas inmersa jjajaaj.

    “Vivimos en una sociedad que entiende por éxito un trabajo esclavo pero dinero en el bolsillo” ,la verdad que si es lamentable esta forma de pensar y si esta muy generalizada, acá en México es lo mismo, yo hace 1 mes y medio que no estoy trabajando, dure 5 años en una consultoría de sistemas, en mi caso si me gustaba lo que hacía, y los proyectos en los que trabajaba, pero hay cosas que veo que me están gustando mas últimamente y pues con las jornadas de trabajo no puedo estudiar y trabajar a la vez.

    Siempre dicen que la jornada son 8 horas pero en México parece que aunque legalmente sea así, al final no es de esa manera, yo entraba a las 8:30am y por lo general terminaba a las 8:00pm, sumando 3 horas entre los trayectos de ida y vuelta, estaba saliendo de mi casa desde las 7am y regresaba a las 9:30pm, solo era llegar, cenar, bañarme, dormir y de nuevo a trabajar (en la mayoría de los trabajos se te pagan horas extras, pero en consultoría de sistemas no aplica de esa forma, al menos no he conocido una en México que aplique de esa manera).

    No se en tu caso como puedas sobrevivir, si tengas algún negocio o algo por el estilo; yo lo que hice fue ahorrar durante los 5 años, para poder sobrevivir 2 años que es lo que dura la maestría a la que voy a aplicar y a la cual espero ser admitido

    En dado caso que todo vaya bien y termine la maestría, lo que pienso hacer es aplicar en empleos hasta que encuentre uno en el que vea que valoran mi conocimiento y que sea lo que me gusta, la verdad no me importa que gane menos que lo que ganaba antes, ya que es muy probable que así sea, lo que me importa es trabajar en lo que me gusta mas y que sea un trabajo en el cual pueda tener algo de vida fuera de la vida laboral.

    Ya me desahogue aquí en tu blog jejeje, espero y pronto encuentres algo que se ajuste a ti.

    Responder
    1. Ondiz Autor de la entrada

      Eso es lo que intento hacer, ahorré todo lo que pude durante la tesis para tener tiempo de buscar un lugar donde encajar 🙂

      Espero que te vaya muy bien en tus estudios y en tu posterior búsqueda de empleo. ¡Me alegro de que todavía quede gente que pelee por hacer lo que le gusta!

      ¡Y si necesitas más desahogo puedes pasarte por aquí! Así nos sirve a todos de terapia 😉

      Responder
  6. Pingback: En que ando: julio | Onda Hostil

¡Opina sin miedo! (Puedes usar Markdown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s