¿Cuesta tanto aprender?

Vi el otro día esta charla TED que trata sobre el tiempo que requiere adquirir una nueva habilidad, algo que como persona que aprendió a ganchillar (entre otras cosas) en una tarde y con un par de vídeos me pilla de cerca.

Después de haber aprendido muchas muchas cosas, he desarrollado una especie de proceso de aprendizaje, que si bien tiene muchas cosas en común con el que propone el señor del vídeo, difiere en otras. He pensado en compartirlo aquí con vosotros por si os resulta útil. Así ya no me tenéis que preguntar cómo me lo monto para hacer tantas cosas 😉

Me ayudó a crear un proceso el libro Apprentice Patterns, que aunque originalmente es un libro para programadores (y yo no lo soy), sus consejos son útiles para cualquiera. El proceso tiene 5 partes, ahí van, con su apartado en el libro que os decía cuando corresponda.

1. Dividir

Consiste en partir la actividad en trocitos pequeños para ver lo mínimo que necesitamos. Se aplica tanto al material como a los conocimientos. En lo que respecta a los conocimientos, cuanto mejor definamos qué necesitamos más fácilmente encontraremos un libro, artículo o persona que nos pueda ayudar.

Por ejemplo, cuando aprendí a hacer punto, localicé unos vídeos para principiantes y los estuve viendo antes de comprar nada. De ahí averigüé que lo básico del punto es hacer punto del derecho y punto del revés, con eso (y aprendiendo a montar los puntos, claro) ya puedes hacer cualquier cosa rectangular. Parece poco, pero con un rectángulo se pueden hacer bufandas, gorros y hasta chaquetas. Luego busqué una tienda en la que pudiera comprar material y en la que me pudieran aconsejar. Sí, soy el tipo de persona que va a los sitios y fríe a preguntas a la pobre gente a la que le toca atenderme. Compré solo unas agujas relativamente gordas para que fuera más sencillo aprender, y lana barata para que si me salía mal me importase menos.

Conozco la sensación de voy a aprender a hacer X, así que voy a comprarme 8 libros y gastarme 200€ en cosas que parece ser que necesito. Luego lo que pasa es que, o bien eres supermetódico (que yo no lo soy) o has gastado inútilmente un montón de pasta y tienes la casa llena de cosas que nunca más vas a utilizar. Mi truco del almendruco me vale para ir enganchándome a mi nueva obsesión poco a poco de tal manera que o se vuelve parte de mi vida, o la odio y entonces me he gastado lo mínimo para probar y se lo puedo regalar a otro que quiera empezar también.

Pumpkin Pie & Light Bulb por Greatist via Attribution Engine. Licencia CC BY-NC-SA.

2. Jugar

O dicho de otra manera, crear un entorno seguro (sandbox) en el que experimentar. Así, podemos ir probando cosas poco a poco y sin peligro. Tenemos que tener en cuenta que si avanzamos demasiado lento perderemos la motivación, pero si avanzamos demasiado de golpe probablemente nos saldrá mal y nos frustraremos.

Por poner un ejemplo, si nunca hemos hecho pan es preferible que empecemos con un pan blanco sin amasado y con levadura comercial que con uno integral con alta hidratación y con masa madre. El primero es bastante probable que nos salga bien si nos hemos informado previamente, el segundo nos va a salir mal casi seguro e igual nos quita las ganas de hacer pan para siempre.

Image por Iqra vía Attribution Engine. Licencia CC0.

Habla de esto Breakable Toys (Apprendice Patterns)

3. Enumerar

Básicamente consiste un hacer una lista de cosas que no sabemos hacer y ponerla visible para luego ir tachando cosas de esa lista según vamos aprendiendo. También vale hacer una lista de pasos que queremos ir dando en nuestro nuevo objeto de estudio. A cada pasito de estos les podemos aplicar de nuevo el principio de Dividir.

Durante la tesis tuve que aprender a usar bastantes programas y entender conceptos extraños. Tenía una lista de cosas que tenía que aprender a hacer del tipo: cálculo de la respuesta en régimen permanente en Abaqus, importar texto en Matlab, entender radiación sonora de modos complejos o aprender a hacer análisis modal experimental. De este modo podía atacar las tareas de una en una, leer al respecto, montarme un caso sencillo en el que entender y luego aplicar lo aprendido para mi caso de estudio.

Con el cursito de LaTeX, por poner otro ejemplo totalmente diferente, voy escribiendo los títulos de los capítulos que quiero tratar y en cada uno enumero qué quiero contar. Así, buscar información me resulta más sencillo y, al tener todo organizado con lógica, me lío menos al escribir.

To Do List por Linelle Photography vía Attribution Engine. Licencia CC BY-NC-ND.

Habla de esto Expose your ignorance (Apprendice Patterns)

4. Reflexionar

Este paso trata de pensar lo que hemos ido aprendiendo y comparar nuestra habilidad actual con lo que sabíamos hacer al principio. Me parece un proceso muy útil y necesario porque darnos cuenta de lo que ya hemos conseguido nos ayuda a motivarnos. A todos nos pasa que sentimos que no avanzamos con algo y lo queremos dejar, si echamos la vista atrás nos damos cuenta de que no ha sido así, de que en realidad hemos mejorado. Evidentemente, esto también nos sirve para darnos cuenta de que no nos estamos esforzando lo suficiente y de que nos tenemos que poner las pilas, pero generalmente las personas que nos gusta aprender cosas solemos ser muy duras con nosotras mismas, así que no está de más que nos demos una palmadita en la espalda de vez en cuando.

Con este fin podemos tener una carpeta con dibujos antiguos, unas fotos de nuestros panes de hace 3 años, un blog en el que contamos nuestras experiencias o cualquier otra cosa que nos funcione.

Un ejemplo personal puede ser la evolución de mi lesión en el brazo. Tanto escribir durante la carrera y estar el ordenador 8 horas cuando trabajaba hicieron que mi brazo viviese en una tendinitis continua. Esto es algo muy frustrante porque te duele y no puedes hacer nada y no vas a estar todo el día a base de drogas y poniéndote hielo. Me dijo la fisio que mejoraría si fortalecía el bíceps y el tríceps así que me puse a ello. Es verdad que a veces me vuelve el dolor, pero cuando eso pienso en que ahora me puedo sostener unos segundos en plancha lateral, hace un par de años era algo que ni me planteaba intentar.

Image por Digital Designer vía Attribution Engine. Licencia CC0.

Habla de esto Reflect as you work (Apprendice Patterns)

5. Enseñar

El último paso de mi proceso de aprendizaje consiste en explicar a otros lo que sabemos, ya que creo que solo cuando somos capaces de explicar algo lo entendemos de verdad. Siempre pongo el ejemplo de los profesores de matemáticas de primaria, muchos de ellos no consiguen hacer llegar las matemáticas a sus alumnos porque ellos mismos no las entienden a un nivel profundo. Esto implica que no son capaces de adaptar sus explicaciones según el niño o niña que les pregunta, las cosas son así y ya está.

Aunque, ahora que lo pienso, son mucho mejor ejemplo los profesores de gimnasia, recuerdo preguntarles cómo había que hacer para tirar el balón, cómo había que hacer la fuerza para saltar más y otras muchas cosas y recibir miradas de desconcierto. Lo siento, pero creo que si no me sabes explicar cómo y por qué tengo que hacer algo tú tampoco lo sabes hacer.

Un ejemplo de aprender enseñando es el libro Haskell greater good, que su autor fue escribiendo para poner a prueba su conocimiento de Haskell.

He Who Dares por Ianguest vía Attribution Engine. Licencia CC BY-NC-SA.

Hablan de esto Share what you learn (Apprendice Patterns) y Record what you learn (Apprendice Patterns)


Bueno, hasta aquí la chapa de hoy. Me gustaría saber cómo os la ingeniáis vosotros para aprender, comentadme cosillas, anda 🙂

Anuncios

11 pensamientos en “¿Cuesta tanto aprender?

    1. Ondiz Autor de la entrada

      Me encanta el nombre, le va muy bien. Hay que tener cuidado con eso, sí, puedes entrar en una dinámica de la que es difícil salir.

      PD. ¡Emacs y Scheme simultáneamente! Intenta no volverte loco 😉

      Responder
  1. Quijote Libre

    ¡Eres grande!, ¡que fantástica entrada!
    Tengo que darte mil gracias por ella porque en estos momentos me ha ayudado bastante y me ha cargado un poco la pila.
    Esto es muy corto para comentar todo lo que me sugerido y a eso dedicaré este find un post.
    Un saludo.

    Responder
  2. Pingback: Aprender cómo proyecto – Quijote Libre

  3. Rubent

    Gran post! Además me ha animado bastante. Estaba en una etapa de bajón aprendiendo Sonic Pi (un programa de live coding musical) y la charla TED y el post me han hecho darme cuenta que sé bastante del tema. Aunque como siempre queda mucho que aprender. De hecho creo que la objetividad es un factor importante en el tema del aprendizaje, sobre todo el punto 4 que tu señalas. Es importante reflexionar pero es clave que alguien, un referente es mejor, te haga ver tu aprendizaje.
    Un abrazo!

    Responder
    1. Ondiz Autor de la entrada

      Me alegro de que estés más animado!

      Sí, lo peor de aprender es sentir que no avanzas, a eso le llamo la planicie de la muerte. La cuestión es exactamente lo que señalas: que no somos objetivos con nosotros mismos. Por supuesto, tener a alguien que nos guíe (o acompañe) en el camino es lo mejor, ya que nos aporta otro punto de vista, sobre todo si (como yo) tendemos a exigirnos demasiado. El problema es encontrar a esa persona 😉

      Gracias por el comentario! Un saludo!

      Responder
  4. Pingback: En qué ando: primera quincena de marzo | Onda Hostil

¡Opina sin miedo! (Puedes usar Markdown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s