Curso no convencional de LaTeX: introducción

¡Empecemos nuestro Curso no convencional de LaTeX! Todo lo que vaya escribiendo por aquí será recopilado en un repositorio para generar un documento íntegro, pero de momento me gustaría que me contaseis lo que os parece para poder ir mejorando. Por supuesto, todo el curso tendrá el tono informal que me caracteriza, no me crucifiquéis por ello 🙂

¡Vámonos!


¿Qué es LaTeX?

LaTeX es un lenguaje de marcado, es decir, es una manera de anotar un documento con su estructura y formato. Pensad en cuando revisamos un texto, pensamos que tal parte debe ir en negrita y que en tal otra hay que cambiar de párrafo y escribimos unas notas en el documento para acordarnos. Un lenguaje de marcado hace esto de manera ordenada: define diferentes marcas para que luego el documento tome el formato adecuado al procesarlo. Un ejemplo es el omnipresente HTML, como su propio nombre (HyperText Markup Language) indica. Si no sabéis de lo que hablo dad al botón derecho y a Ver código fuente de la página, eso que veis es esta misma página con etiquetas que le indican al navegador cómo la debe mostrar.

Todos los lenguajes de marcado hacen exactamente lo mismo con la diferencia de que sus etiquetas son diferentes. Hay montones de ellos, cada uno con su campo de aplicación, por ejemplo, HTML está enfocado a desarrollar páginas web y LaTeX a escribir documentos serios (que es como nos gusta a los científicos llamar a lo que escribimos nosotros).

¡Pero que no se me echen atrás los no científicos! Cualquiera puede beneficiarse de un sistema que permite tener control total sobre sus documentos. Yo lo uso hasta para escribir recetas de cocina, aunque con truco, como contaré en futuras ediciones de este curso.

Ventajas e inconvenientes

El motivo de usar LaTeX en la ciencia es que al haber sido inicialmente ideado por un científico1, tuvo en cuenta nuestras necesidades. En su momento la principal era escribir ecuaciones decentes, hoy en día a pesar de que ese sigue siendo un punto fuerte, yo destacaría varias cosas:

  • Trabajamos en texto plano y generamos el documento en pdf/dvi: nos podemos ir olvidando de las versiones del programa (¡hola, Word!), nuestra fuente siempre será accesible y siempre podremos leer el documento final. Tiene la ventajas añadidas de que nuestros archivos son ligeros y podemos tenerlos bajo control de versiones, algo que hay que tener en cuenta.

  • Su flexibilidad: hay tantísimos paquetes hoy en día que se puede hacer de todo. ¿Código multicolor automático? ¡Concedido! ¿Esquemas eléctricos? ¡Ahí tienes! ¿La Curva del Dragón? ¡Va!

  • Su gestión de idiomas: una vez que hemos configurado el tema, no hay problemas con los acentos ni la silabación. Podemos mezclar idiomas locamente sin que se desgracie nada.

  • Crear índices, glosarios, bibliografía … automáticamente y, sobre todo, con facilidad. Hablaremos de ello largo y tendido.

  • Su cuidado por la tipografía: si hacemos las cosas bien nos podemos olvidar de kernings chungos, líneas viudas y huérfanas o huecos gigantes en el texto justificado, LaTeX lo gestiona por nosotros.

Esto, por supuesto, viene a cambio de algo:

  • Hay que compilar: no vemos al momento lo que estamos cambiando. Hay gente que detesta esto, son maneras de trabajar. Si pertenecéis a este grupo echadle un ojo a LyX, igual os convence.

  • No es intuitivo: nos vamos a enfrentar a un texto lleno de comandos que en un primer momento nos van a parecer chino. Es así, no nos vamos a engañar. Usando una IDE esto mejora, pero hay que reconocer que ser capaz de hacer un documento decente usando LaTeX tiene su cosa.

  • La documentación: esto es mi opinión personal, pero la documentación de LaTeX no está pensada para novatos. Encontraréis cursitos básicos con 4 cosas, cursos inabarcables con 5 millones de cosas y respuestas en StackOverflow que os explicarán cómo hacer lo mismo de 15 maneras diferentes y sin que nadie diga por qué. Uno de los profesores que me “enseñó” LaTeX a mí cuando tenías una duda te decía que buscases en Google pegases lo que te saliese en el documento tuyo y lo fueses cambiando hasta conseguir lo que querías. Ya dije que esos dos pavos eran los dos peores profesores que he tenido en mi vida. Al menos que buscasen en DuckDuckGo.

No os asustéis, si yo he aprendido a manejarme en él (y a amarlo) vosotros también podéis ¡y más rápido incluso!

¿Es para mí?

Si no tienes miedo de aprender, no te importa tener que esperar a compilar para ver el resultado final de tu documento y, sobre todo, si quieres escribir un documento formal, sí, lo es.

Si el hecho de pensar en compilar algo te tira para atrás y pasas de dedicarle horas de vida a algo cuando con el Writer ya te va bien, puedes darme un voto de confianza y seguir algunos fascículos de este curso, tal vez te cuente alguna cosa interesante.

Bonus

Este blog está escrito en Markdown, a los que uséis GitHub y GitLab os sonará. ¿Qué os parece si os digo que (casi) puedo escribir en Markdown y conseguir un resultado como de escribir en LaTeX?


Hasta aquí la introducción ¡Nos vemos pronto!


  1. Para los maniáticos: Donald Knuth desarrolló TeX y más tarde Leslie Lamport escribió un conjunto de macros para TeX a las que se llamó LaTeX. Pero tengamos la fiesta en paz, porfis
Anuncios

3 pensamientos en “Curso no convencional de LaTeX: introducción

  1. Quijote Libre

    Veremos como encajas lo del documento “serio” con el “tono informal”, tengo curiosidad 😉

    Y una duda dices al final: “Este blog está escrito en Markdown, a los que uséis GitHub y GitLab os sonará. ¿Qué os parece si os digo que (casi) puedo escribir en Markdown y conseguir un resultado como de escribir en LaTeX?

    Si eso es así ¿por qué LaTex?, que ventajas te aporta, entiendo que son las que citas en el post pero todo en en Markdown parece complejo, así que no entiendo el párrafo, sorry

    Responder
    1. Ondiz Autor de la entrada

      Encajar la seriedad con la informalidad es mi misión en la vida 🙂

      Sobre el párrafo que comentas, me gusta que genere dudas porque está escrito así con ese objetivo (esto es un curso no convencional al fin y al cabo). La cuestión es que solamente con Markdown no se puede conseguir el mismo resultado que con Latex, peeeeero si usamos Latex como paso intermedio para pasar de Markdown a pdf, podemos aprovecharnos de la sintaxis simple de Markdown y de la potencia de Latex simultáneamente. Esto es lo que hace Pandoc y es como yo he escrito mi tesis. La desventaja, claro, es que tenemos que saber tanto Latex como Markdown.

      Hablaré de ello más y mejor en el futuro, pero espero haber aclarado un poco el tema.

      Un saludo!

      Responder

¡Opina sin miedo! (Puedes usar Markdown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s