Echando números: investigar tenía un precio

Ponle que estés haciendo una tesis. Una tesis en ingeniería mecánica. Y que tenga una parte de simulación estructural. Eso implicará que uses algún programa de elementos finitos y algún otro que te permita hacer cosas con los números que saques de ahí. Hasta aquí todo perfecto. El problema está cuando te paras a pensar en el pastizal que hay que gastarse en programas que hagan esto, porque, claro, estarás usando software comercial. Además, si tu investigación es aplicada y tienes relación con alguna empresa necesitarás licencias que permitan uso comercial y eso multiplica el precio. Pero, ¿cuánta pasta supone en total?

Vayamos por partes:

El sistema operativo

Lo más seguro es que estés utilizando Windows. Básicamente porque lo usa todo el mundo y porque probablemente el resto de programas no estén disponibles para ningún otro sistema operativo. Pues solo esto ya son 100 pavos del ala. Y eso si eliges la versión más cutre.

El programa de elementos finitos

Tendrás un programa capaz de hacer miles y miles de cosas de las que utilizarás como mucho una o dos y que te darán un montonaco de problemas. Porque no harán justo lo que tú quieres hacer, los resultados se parecerán a los datos experimentales como un huevo a una castaña y por mucho que mandes emails al servicio técnico no podrás descubrir qué está haciendo el programa del demonio por dentro. ¿Por cuánto te sale la broma? Pues por unos 20.000 eurillos de nada al año si lo que haces no es muy complejo.

El software matemático

Osea, el Matlab. Que lo usas para todo, no me engañes. A ver cómo ibas a tratar esos datos experimentales sin él. O cómo ibas a saber qué puntos quitar para que la relación entre las variables sea perfectamente lineal y te publiquen el artículo (uy, eso igual no tenía que haberlo dicho). Pues si quieres hacer uso comercial apoquinas otros 2.000€ al año.

La suite ofimática

Esos resultados que tienes los tendrás que escribir en algún sitio o presentárselos a alguien así que necesitarás Office una herramienta para ello. Lo más normal: que se paguen casi otros 300€ por ordenador.

Y como te mola la austeridad puedes vivir perfectamente solo con esos programas y no necesitas un programa para mallar, ni uno para hacer cálculo simbólico ni nada más.

Pues esto, señores y señoras, nos da un total de 22400€. Pero pongámoslo en contexto: esto supone que se necesita más dinero para pagar las licencias de software que para pagar a un doctorando. Y esto, que queréis que os diga, me parece muy triste.

Anuncios

¡Opina sin miedo! (Puedes usar Markdown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s