Pan y libertad

Hago pan. Sí, soy de esos a los que les ha entrado el gusanillo panadero. Lo confieso. Soy uno de los muchos que se han apuntado a la autólisis, a la greña , a la masa madre. ¿Por qué? me preguntan, ¿ya merece la pena todo el trabajo? ¿Tan malo es el pan comprado?

No puedo hablar por todos los panaderos caseros, pero para mí la calidad del pan que venden no es un factor decisivo para fabricar mi propio pan. Para mí está más relacionado con la autosuficiencia. Hacer pan es lo más. La máxima independencia de la sociedad, del mercado. La libertad total.

El pan es un alimento tan básico que poder hacerlo tú mismo es como tener dominio absoluto sobre tu vida. Y no necesitas más que tres cosas: harina, agua y sal. Puedes hacer pan sin levadura y sin horno. Sin amasar y sin formar. Con cualquier harina. Con lo que quieras. Y está rico. Y lo has hecho tú.

Puedes tener una bestia en la nevera que a cambio que la alimentes te ayuda a hacer pan. Puedes ver como crece la vida dentro de una hogaza. Puedes ver como se hincha y se dora con la cara pegada al horno. Eso mola mucho. Mucho.

Al final son las cosas sencillas los que nos hacen felices, las que dan valor a la vida. Hacer pan es una de ellas.

20140615-172550-62750143.jpg

Más:

Iban Yarza hablando de pan

Anuncios

¡Opina sin miedo! (Puedes usar Markdown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s