Migración a Linux. Primera parte: tiene que haber algo mejor que Windows

Pues ya está: he abandonado Windows. Le he dicho adiós al software privativo y me he adentrado en el maravilloso mundo del software libre. Pero ¿por qué? ¿Por qué le he dado la espalda al sistema operativo más utilizado del mundo?

20140420-122518.jpg

Pues tengo varias razones, ahí van:

1- Razones profesionales:

En mi trabajo tengo que lidiar con software comercial y con todo lo que esto conlleva: licencias, errores que nadie sabe solucionar, un supuesto servicio técnico, una ayuda pésima… Y sobre y ante todo: no saber lo que hace el programa por dentro y no poder modificarlo para que haga lo que yo quiera.

Con el software libre desaparecen todos estos problemas. Puedo ver el código si quiero (evidentemente, no voy a entenderlo fácilmente, pero PUEDO verlo si quiero). Puedo modificarlo a mi antojo. Hay una comunidad que encuentra errores y les da solución. Hay gente que escribe tutoriales. En definitiva, que puedo ser dueña de mi ordenador.

Por otra parte, Linux exige muchos menos recursos. En mi caso, un portátil de unos cinco años que podía llegar a sacarte de quicio con su lentitud con Windows Vista ha recuperado su juventud con Linux Mint. Se enciende y apaga al momento. Tiene ocupados unos 10GB cuando antes hacían falta 60GB para hacer lo mismo.

En definitiva, si tienes un ordenador al que quieres darle la patada porque es viejecillo plantéate decirle adiós a Windows y hola a Linux, que igual te aguanta unos años más.

2 – Razones morales:

El software libre promueve ideas de comunidad, de compartir con los demás, de ayudarnos unos a otros. Ideas que ahora mismo están muertas en todos los demás ámbitos (no nos engañemos). Son ideas que te hacen pensar que otro mundo sí es posible. Que se puede ganar dinero sin limitar el conocimiento y sin ponerle la zancadilla a tus competidores.

Además, y ahora viene la opinión personal sin filtros, me parece vergonzoso que estemos enriqueciendo a compañías que no aportan nada a la sociedad y que solo piensan en su propio beneficio cuando hay una alternativa. Instituciones públicas esto va por vosotros. Por si no habíais pillado la referencia.

3 – Razones frikis:

Estas razones son sin duda las que han decantado la balanza. Queda mucho más pro ir diciendo por ahí que tú funcionas en Linux. Todo el mundo va a pensar que sabes de ordenadores (aunque no sepas como es mi caso). Por ejemplo puedes instalar programas desde la consola. Y eso mola mucho.

Pero lo mejor para mí es que puedes instalarte y probar montones de programas profesionales gratis y fácilmente: que te apetece echarte unos cálculos de elementos finitos, pues te instalas un programa que te ocupa unos megas y a ello. ¿Qué puede haber mejor que eso?

Así que ya sabes, el software libre es la clave:

Anuncios

¡Opina sin miedo! (Puedes usar Markdown)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s